Perito Moreno 69, Piso 3 Of. 20
San Carlos de Bariloche
Río Negro- Patagonia-Argentina
Tel: +54 0294 4429318
info@nortesur.org.ar

El crédito más alto de la historia de NorteSur

Por primera vez otorgamos un crédito de $80.000 para que un emprendedor pudiera terminar de comprar una impresora de alta calidad para trabajos de cartelería. Si bien la máquina tenía un costo aproximado de $500.000.- Fabián, un emprendedor que participa del Programa de Comercialización desde hace 5 años en NorteSur, solicitó un crédito para poder completar la compra.

Pocas veces tenemos la suerte de conocer, aunque sea una parte, de la historia de los emprendedores detrás de pequeñas empresas. Hoy queremos compartirles la historia de -Cartelería Martinez-, un emprendimiento que surgió de la necesidad de crecer, de aprender e independizarse, y gracias a todo el esfuerzo y años de trabajo, hoy pueden seguir creciendo, sosteniendo una familia, generando trabajo a otras y colaborando con organizaciones de la comunidad de Bariloche.

En el año 2001 Fabián y Elena, se animaron a comenzar un emprendimiento de serigrafía apoyados en los conocimientos del rubro con los que contaba él por trabajar varios años para una fábrica de remeras estampadas.

“Comenzamos en la peor época, el 2001 fue un año muy difícil. Pero uno ve como empleado que siempre gana menos. No importa cuánto trabajo haya ni cuántos clientes nuevos, uno siempre gana igual. Asique nos animamos a empezar con algunos clientes que me conocían y de a poco nos iban recomendando y fuimos haciendo nuevos contactos.

​Con el tiempo la serigrafía fue quedando un poco de lado, empezó a ganar más lugar el ploteo con la máquina de corte y después la impresora que compramos, que te permite hacer gigantografías, cartelería y muchos tipos de impresión de excelente calidad. A medida que va evolucionando todo tenemos que ir adaptándonos para poder seguir trabajando. Si bien la serigrafía no dejo de usarse y sigue siendo competitivo hay cosas que un sistema no puede hacer y por eso surgen otros. Por ejemplo, esta máquina no te acepta cualquier tipo de tela o material para imprimir, asique la serigrafía sigue siendo nuestro caballito de batalla. Seguro en unos años surge otra técnica con otra maquinaria y tendremos que seguir acualizándonos.”

-Cartelería Martínez- realiza sus trabajos en un taller con dos espacios de trabajo con grandes mesas de trabajo, máquinas y herramientas. Por donde mires encontrás pinturas, vinilos, remeras, shablones, muestras, dibujos, espacios de secado de trabajos y muchos más. En otra sala más pequeña, realizan los diseños y cortes de ploter; al lado, está el hogar de Fabián y Elena, donde las pequeñas Sofía y Maite, crecen viendo trabajar a sus padres codo a codo.

Aunque no tienen un local a la calle, agradecen tener mucho trabajo, al punto de tener que trabajar durante las noches para poder cumplir con los pedidos. Aseguran que la única forma de vinculación con nuevos clientes es a partir de contactos y recomendaciones de clientes conocidos. Entre risas nos compartían que cada una de las niñas llegó con el pan bajo el brazo. Primero una importante cadena de supermercados y luego una empresa tecnológica provincial. Ambos por recomendaciones que les permitieron acercar muestras de sus productos para ser evaluados. Situaciones difíciles de lograr sin la intercesión de instituciones o conocidos, que dan cuenta de que hay mucha mano de obra calificada pero lo que no abunda son los encuentros entre los diferentes sectores.

“Por suerte tenemos mucho trabajo y muchos clientes. Hoy por hoy trabajamos con ploteo, serigrafía e impresiones. Cada trabajo lleva su técnica y su tiempo. En la mayoría de los casos son varios pasos previos que tenés que asegurarte de hacer bien para que el producto final quede bien hecho. Desde hace tiempo que tercerizamos a un grupo de costureras la confección de las remeras con serigrafía, porque nos llevaba mucho tiempo. Entonces preferimos darle trabajo a más personas y poder hacer más cantidad. Hay otros productos que no se puede tercerizar la confección porque si no sube demasiado el precio y deja de ser competitivo.

​Nosotros siempre tratamos de ayudar en lo que podemos, desde prestar insumos y materiales a colegas cuando no están bien económicamente para que puedan seguir trabajando, hasta tercerizar algunas impresiones cuando hay mucho trabajo. De hecho cuando podemos hacemos trabajos a colaboración de instituciones que hacen mucho por Bariloche. Siempre es lindo poder ayudar. Conocí a NorteSur por un encuentro de emprendedores que se hizo en 2013 y desde entonces participamos de la Comercialización, les hicimos bolsas reutilizables y buff´s para una organización. Varias veces conversamos por los créditos pero el monto nos alcanzaba sólo para insumos y si sacamos un crédito queremos que sea para una máquina que nos permita generar trabajo, no cosas que van a durar menos tiempo del que nos va a llevar pagarlo. Por eso este es el primer crédito que sacamos en NorteSur, porque gracias a que contaban con fondos y la confianza que se generó después de años de trabajo juntos, pudieron ayudarnos a comprar la impresora”.

Fabián y Elena comenzaron produciendo un máximo de 30 remeras por semana, hoy pueden hacer 100. Además de trabajar con cartelería, etiquetas, gigantografías y toda la variada ofertas de productos con la que cuentan. En NorteSur estamos convencidos que es vital que el sector emprendedor cuente con apoyo por parte de instituciones públicas, privadas, o de la sociedad civil. Porque apoyar un emprendimiento es, entre tantas cosas, apoyar a una familia, que cuando logra armarse da trabajo a otras más. Apoyar emprendimientos genera trabajo, confianza y el crecimiento de la Economía Local.

NOTICIAS

Instituciones y Empresas que nos acompañan:

Suscribase al Newsletter

Nombre

Correo electrónico